LaTribu Online LaTribu Online HD LaTribu Online SD

A pesar de las pruebas en su contra, absolvieron al policía que mató a Omar Cigarán

El tribunal Oral y Criminal N°4 de La Plata, integrado por los jueces Emir Caputo Tártara, Julio Germán Alegre y Juan Carlos Bruni, sentenció que el policía Diego Walter Flores, quién asesino a Omar Cigarán, es inocente y lo absolvió de todos los cargos en su contra.

El asesinato de Omar  se produjo el 15 de febrero de 2013, en el barrio Hipódromo de La Plata, a cuatro cuadras de su casa y luego de varios meses de persecución policial denunciados por Omar y su familia.

Según la versión policial, Flores disparó en el marco de un robo y en defensa propia. Los abogados querellantes, sin embargo, demostraron que la causa resultó absolutamente irregular y que la fiscalía y la policía actuaron de manera conjunta en la manipulación de pruebas.

María del Carmen Verdú, abogada de la querella e integrante de la Coordinadora contra la represión policial e institucional (CORREPI), se refiere al significado de este fallo.

Descargar María del Carmen Verdú

El juicio oral por el asesinato de Omar no tuvo la participación del Ministerio Público, es decir, que no hubo fiscales en el debate. El 23 de enero de 2014, la fiscal Ana Medina decretó el cierre de la causa y el 27 de enero de ese mismo año solicitó al juez de Garantías el sobreseimiento de Walter Flores. El 31 de enero, el fiscal de Cámara, Héctor Vogliolo, adhirió al pedido de sobreseimiento. Ante esta situación, en marzo la familia de Omar se constituyó como particular damnificado para plantear la nulidad del pedido de sobreseimiento y solicitó la elevación a juicio. Tres meses más tarde, el juez de Garantías Mateos elevó a juicio la causa respecto a Walter Diego Flores y la caratuló como “homicidio”.

Pedro Auzmendi, abogado querellante perteneciente a La Ciega, organización de abogados populares, puntualiza las irregularidades de esta causa.

Descargar Pedro Auzmendi

El procedimiento tuvo desde el comienzo como protagonista a la Policía de la provincia de Buenos Aires, pese a la normativa que recomienda apartar a la fuerza de una investigación donde el imputado es un integrante de la Policía o el Servicio Penitenciario.

El médico policial de la morgue Marcelo Menzulo informó el hallazgo de un arma de fuego entre las ropas de Omar por vía telefónica a la fiscal, cuatro horas después de su intervención inicial. Por su parte, la fiscal Medina designó un perito balístico de la propia Policía para analizar el arma y las principales medidas fueron realizadas por la propia seccional que Omar había denunciado por amenazas de muerte, persecuciones y allanamientos sin orden judicial.

Pese a que ninguno de los testigos de su muerte mencionaron haber visto un arma en poder de Omar, y el único que lo afirmó fue Flores, el tribunal falló a favor de la absolución del policía por considerar que actuó en legítima defensa.

La justicia y la policía actuaron de manera conjunta para absolver al imputado y preservar a los encubridores. En un contexto donde la represión recrudece, el Estado se retiró como querellante en un caso en el que sus funcionarios son responsables.

María del Carmen Verdú, contextualiza el fallo en el momento actual.

Descargar María del Carmen Verdú